Nacida en Paris, Isabel Goldsmith-Patiño es la hija del fallecido financista británico Sir James Goldsmith y la nieta del “Rey del estaño boliviano” Don Antenor Patiño. Sra. Goldsmith-Patiño actualmente divide su tiempo entre Londres, Paris, Beverly Hills y México.

Isabel Goldsmith-Patiño ha heredado una propiedad salvaje y hermosa de su abuelo, que falleció antes de realizar su ambicioso plan de desarrollo para crear un gran hotel y residencias en el sitio. Inspirada por su amor a la naturaleza y el deseo de preservar este ambiente prístino, la Sra. Goldsmith-Patiño en su lugar ha creado Las Alamandas, un Resort Boutique que se ha convertido en uno de los escondites de lujo más famosos y exclusivos de México.

La Sra. Goldsmith-Patiño proviene de una distinguida familia que ya era una leyenda en el mundo de la hotelería. Su abuelo, Don Antenor Patiño, construyo Las Hadas, el complejo de fábula en Manzanillo, donde se filmó la película “10” con Bo Derek. Y quien le ha heredado 700 hectáreas de paraíso tropical que se convirtió en Las Alamandas.

Llamo a Las Alamandas después de la Copa de Oro Amarilla, una flor de exquisita belleza que crece silvestre en la región y es también conocida como La Alamanda. La preciosa flor es el símbolo perfecto para este refugio secreto popular entre las celebridades famosas, los viajeros más exigentes y otros que buscan la belleza natural y privacidad.

La Sra. Goldsmith-Patiño ha estado involucrada con una variedad de actividades filantrópicas, en particular aquellos que se centran en el medio ambiente. Más recientemente, ha dirigido proyectos para proteger y preservar el litoral mexicano.