“No vayas a creer lo que te cuentan del mundo, en realidad el mundo es incontable…” Mario Benedetti

Esta frase me quedo perfecta estas vacaciones. Ya saben que mi amor por México es grande como el sol, pero después de esta experiencia maravillosa me enamore más de nuestro bello país.

Hace unos días fui de visita a un pedacito de paraíso en costa alegre, al hotel “LAS ALAMANDAS”.

Desde que llegas al lugar te transportas, son mil hectáreas de naturaleza y tranquilidad plena.

A nuestra llegada nos recibieron de la manera más cálida en la suite con cocos deliciosos para refrescarnos y fruta para acompañar.

Lo maravilloso de este hotel es que por un momento te desconectas de el mundo y te pierdes en su belleza, es una gran opción si es que quieres ir a descansar o explorar.

Nosotros decidimos explorar el lugar y hacer todas las actividades posibles como recorrido en bicicletas de montaña, kayak en la laguna, paseo a caballo y fogata en la playa.

Y por otra parte nos relajamos de la manera más espectacular posible cenas en la playa y una deliciosa degustación de quesos y vinos en el mirador para ver la puesta del sol.

El lujo está reflejado en la tranquilidad que te brinda la playa, la naturaleza y el personal de el hotel, la comida es cocinada al instante y con productos orgánicos que se cultivan dentro de la propiedad, todo es mágico y más que un Huésped eres un invitado.

Pasar este tiempo alejada de la sociedad me sirvió para encontrarme y estar más cerca de los que amo, y es que tienes la oportunidad de tomarte unos días del caos, el internet y el ajetreo de ls ciudad, no hay señal casi y solo en la galería hay wifi, es un espacio para relajarte, leer un libro o ver la t.v.

Vale muchísimo la pena para reponer pilas antes de regresar al trabajo.

Realmente ponerte en contacto con la naturaleza, observar la gran variedad de aves y animales en su hábitat natural te llena de energía y buena vibra.

Definitivamente es el paraíso, increíble para que vayas con familia o en un ambiente súper romántico con tu pareja, pues tiene 4 playas privadas, cenas románticas y un ambiente que enamora a cualquiera.

Espero puedan visitarlo pronto y disfrutar tanto como yo lo hice. 💕

¡Los quiero mucho!

​ By Kathya